Logo Gestoría Rubén María
Trámites para particulares, empresas y autónomos.

Pensión de jubilación

Esta pensión, con carácter vitalicio, es una prestación económica que se le concede a una persona cuando cesa la actividad laboral. Esta prestación tiene la finalidad de cubrir la pérdida de ingresos que sufre una persona cuando concluye su vida laboral. Para ello, primero debe haber alcanzado la edad establecida. Aunque existen otras modalidades de jubilación que permite jubilarse antes de llegar a dicha edad. Tanto los trabajadores por cuenta ajena, como por cuenta propia, tienen derecho a recibir esta prestación. Y puede darse el caso de que, el trabajador reciba esta pensión al reducir su jornada de trabajo y salario en los términos legalmente reconocidos. El importe de la prestación se determinará según la base reguladora y los años cotizados. A continuación, vamos a explicar varios puntos importantes sobre esta prestación.

Esta prestación se incluye dentro de la acción protectora del Régimen General y de los Regímenes Especiales de la Seguridad Social. Son muchas cuestiones las que rodean al trámite de las pensiones de la Seguridad Social en 2021. Por ello, es necesario que conozcas todos los detalles sobre la prestación y los derechos que tienes a la hora de solicitarla. Por ejemplo, es importante conocer si tienes derecho a una pensión contributiva o no contributiva. La principal diferencia entre estas dos pensiones es que, la contributiva está financiada por los propios ciudadanos a través de sus cotizaciones. Mas adelante explicaremos con más detalle este punto. Lo más importante es que, accedamos a la jubilación que más nos convenga. Si quieres saber más sobre la prestación, los tipos o los requisitos para poder acceder a ella, quédate. Y si necesitas comenzar el trámite no dudes en contactarnos para que lo hagamos.

Requisitos para la pensión de jubilación

Para poder acceder a esta prestación existen una serie de condiciones que debes cumplir. Estos requisitos para la jubilación en 2021 se basan, principalmente, en los años cumplidos y la cotización acumulada. Son las dos principales condiciones para poder beneficiarse de la jubilación. Aun así, no solo sirve haber cotizado durante un determinado número de años, sino que se tiene que haber cotizado un mínimo de 15 años. De los cuales, dos de ellos deben haber ocurrido dentro de los últimos años. Y estar afiliado a la Seguridad Social. Los requisitos para la pensión contributiva van a depender del tipo de jubilación a la que se vaya a acceder, exigirán un mínimo de años cotizados y una edad concreta. Si necesitas más información sobre los requisitos para acceder a esta prestación, puedes llamarnos para informarte.

Estos requisitos varían en función de si la prestación es contributiva o no contributiva. En el caso de las pensiones no contributivas los requisitos son los siguientes: carecer de ingresos suficientes, es decir, no contar con los ingresos mínimos establecidos. En caso de jubilación, para acceder a una prestación no contributiva es necesario tener cumplidos 65 años o más. O haber residido en territorio español un mínimo de 10 años desde la edad de los 16 años. Estas condiciones, tanto de la contributiva como la no contributiva, van a influir en la pensión. Debido a los continuos cambios que sufre este trámite de la jubilación, la edad para jubilarse se irá alargando hasta 2027. Y la edad de jubilación pasará de 65 a 67 años. Actualmente, la edad mínima de jubilación es a los 66 años, aunque existen casos a los que te puedes acoger para jubilarte antes.

Opiniones de clientes al pedir las pensiones de jubilación

Rosa
Rosa
Pensión de la Seguridad Social
Leer más
Me puse en contacto con la gestoría por el tema de la jubilación y la pensión que me corresponde y me han solucionado todo, gracias.
Germán
Germán
Pensión máxima de la Seguridad Social
Leer más
Llamamos para arreglar el tema de la jubilación de mi padre e informarnos sobre lo que teníamos que hacer y estamos contentos con ellos. Muy profesionales en todo momento.
Julia
Julia
Pensión de jubilación mínima
Leer más
Os recomiendo llamar y hacer lo de la pensión con ellos porque son muy atentos y profesionales en su trabajo. Gracias por todo!! 😊
Carlos
Carlos
Pensión de jubilados y pensionados
Leer más
Si queréis rapidez y profesionalidad no dudéis en llamar a la gestoría, te atienden muy bien, siempre atentos y sin tener que ir a ningún sitio para hacer los trámites, muchas gracias!
Laura
Laura
Prestación por jubilación
Leer más
Quería información sobre la pensión porque me toca jubilarme en poco tiempo y necesitaba de profesionales para que me explicaran todo. Se han encargado de todo, muy rápido y de una forma muy sencilla.
José
José
Pensiones para funcionarios de la Seguridad Social
Leer más
Al ser funcionario no tenia muy claro la pensión que me correspondía, así que me puse en contacto con ellos para resolver todas las dudas que tenía al respecto. En todo ha momento han sido muy amables.

Documentación para tramitar la pensión de jubilación

Como para cualquier otra gestión se necesitan una serie de documentos que hay que entregar a la hora de iniciar el trámite para la pensión de jubilados. Será en la propia solicitud donde se detalla la documentación anexa que hay que adjuntar dependiendo del tipo de jubilación. Si vas a tramitar la jubilación para extranjeros en 2021 tendrás que presentar el certificado de inscripción en el Registro General de Extranjeros o la tarjeta de identidad de extranjeros. Para los españoles es suficiente con el documento nacional de identidad (DNI). En cualquier caso, es necesario rellenar debidamente el impreso de solicitud de jubilación. En dicho impreso, se detallan los documentos a presentar. Cada tipo de jubilación tiene una serie de documentos que habrá que presentar junto a la pertinente solicitud.

Ya hemos mencionado que dependiendo del tipo de jubilación pedirán unos documentos extras u otros. Existen diferentes tipos de jubilación, cada una de ellas con una documentación concreta para entregar. Aparte del DNI, será necesario los siguientes documentos: libro de familia, un número de cuenta para el ingreso de la prestación, si el cese del trabajo no fuera de manera voluntaria se tiene que acreditar la razón, en los casos de jubilación parcial hay que presentar el certificado de empresa, un certificado de discapacidad y acreditación de la necesidad de ayuda. Todos estos documentos mencionados son necesarios para poder empezar el trámite y recibir la pensión de jubilación, y por tanto también lo son para la jubilación. Para resolver cualquier duda al respecto sobre este punto te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros. Te atenderemos con total profesionalidad para que recibas toda la información necesaria.

Tipos de pensiones de jubilación

A la hora de la jubilación se nos presentan varias cuestiones. Una de ellas es, a qué tipo de jubilación podemos acceder según nuestras propias circunstancias. Por este motivo es necesario conocer las diferentes jubilaciones existentes, los requisitos o incluso la documentación que van a exigir por parte de la Administración para su tramitación. Tener esta información puede facilitar mucho las cosas a la hora de comenzar el trámite. Ya que, conocer con detalle cada una de ellas permite agilizar el trámite y facilitar la gestión. A continuación, vamos a explicar cada tipo de jubilación existente.

Jubilación ordinaria

Esta jubilación ordinaria es la que tiene lugar cuando llega la edad ordinaria de jubilación que establece el Estado. Se conoce como la jubilación estándar que está establecida para todos. Sin anticipaciones de su cobro, sin estar compatibilizada con ningún otro trabajo, y sin que estemos forzados a ella. Uno de los principales requisitos de la jubilación ordinaria es que la cotización acumulada alcance los 15 años como mínimo. Sin embargo, sino llegas a ese mínimo de años y has trabajado a tiempo parcial, existe la posibilidad de beneficiarte de ella.

Jubilación demorada

Si una vez llegada la edad de jubilación ordinaria, la persona se plantea seguir trabajando un poco más de tiempo puede hacerlo. Y para ello, tendrá que acogerse a esta jubilación demorada. Incluso, el propio Estado, gratifica a las personas que no solicitan la jubilación a la edad mínima que le corresponde. Y lo hace a través de una bonificación que se aplica en su base reguladora. Se resume a un 2% más por cada año adicional de cotización, un 2,75% con una cotización de entre 26 a 37 años y un 4% teniendo cotizados 37 años antes de tramitar esta jubilación.

Jubilación forzosa por edad

No siempre la jubilación demorada es posible. En 2019 se rescató la posibilidad de jubilación forzosa. Esta no debe confundirse con la jubilación anticipada. Se hizo con el fin de impulsar el relevo generacional dentro del ámbito laboral. Esto se resume a que cualquier empresa que contemple esta jubilación, puede obligar a sus trabajadores a jubilarse cuando lleguen a la edad estipulada. Y no existe la posibilidad de demorar esta jubilación. Incluso pueden forzar la jubilación forzosa para los funcionarios.

Jubilación activa

Con la jubilación activa se puede seguir trabajando, y además cobrar mes a mes el 50% de la prestación que corresponda por jubilación ordinaria. Los requisitos para la jubilación activa son haber cumplido la edad mínima exigida, y haber cotizado el tiempo que se exige para disfrutar del 100% de la base reguladora. Aunque, esta jubilación no es válida para quienes trabajan en una empresa privada. Ya que, el empresario no está obligado a aceptarla.

Jubilación flexible

Esta jubilación también permite compatibilizar el trabajo con la jubilación. La diferencia con el resto es que, con la flexible es preciso que la actividad laboral comience cuando ya se es pensionista. Y siempre a través de una jornada reducida y no completa. Debe ser entre el 75% y el 50% del tiempo de un trabajo a tiempo completo.

Beneficiarios para la pensión mínima de jubilación

Tienen derecho a esta prestación, en su modalidad contributiva, todas aquellas personas que se encuentren incluidas en el Régimen General. Es decir, pueden beneficiarse de ella las personas que estén dadas de alta en la Seguridad Social, hayan cumplido la edad de jubilación y tengan el mínimo de cotización exigido. También pueden beneficiarse de esta prestación las personas que cumplan con los requisitos establecidos dentro de cada modalidad de jubilación. Si necesitas saber más información sobre tu situación personal puedes ponerte en contacto con nosotros. Así podrás saber si te puedes beneficiar de esta prestación según tus condiciones individuales. Ya que, al existir varios tipos de jubilación pueden surgir dudas a la hora de comenzar este trámite.

En cambio, para la modalidad no contributiva encontramos otros requisitos para los posibles beneficiarios. En este caso, las personas que se pueden beneficiar de esta prestación son aquellas que demuestran que carecen de ingresos suficientes, tengan la edad establecida y que el lugar de residencia se encuentre dentro del territorio español en cualquier provincia española. Ya sea, Córdoba, Salamanca, Navarra, Pontevedra, Valencia o cualquier otra que pertenezca a territorio español. Esta prestación no contributiva está destinada a aquellas personas que no han cumplido con la cotización mínima exigida. Evitando así que se encuentren en una situación de vulnerabilidad económica por su situación. Ya que, el Estado los ampara y los protege de estas situaciones mediante pensiones no contributivas a las que pueden acceder. En cualquier caso, si estás interesado en comenzar el trámite de esta prestación, te aconsejamos que cuentes con nosotros.

Pensiones no contributivas de jubilación

Dentro de esta prestación económica, encontramos pensiones contributivas y no contributivas. En caso de, las prestaciones no contributivas debemos saber que no es necesario haber cotizado o haber cotizado sin llegar al mínimo de años. Es decir, aquí la cotización mínima exigida no tiene lugar. Ya que, el Estado asegura a todos los ciudadanos que tienen edad de jubilación y tienen necesidad de una pensión económica, asistencia sanitaria y servicios sociales, pueden acceder a ella al igual que el resto de los ciudadanos. También puede darse el caso de que, una persona no haya cotizado lo suficiente para poder acceder a una prestación contributiva. Y por tanto, podrá acceder a esta pensión no contributiva de jubilación en 2021. Siempre y cuando la persona cumpla con los requisitos establecidos.

Estos requisitos se resumen a las siguientes condiciones. La persona debe demostrar que carece de ingresos suficientes. El cómputo anual tienen que ser inferiores a 5.639,20€ anuales. También, la persona interesada en solicitar esta prestación debe tener 65 años o más. Y debe residir en territorio español y haberlo hecho durante diez años. Para establecer la cuantía de esta prestación se tienen en cuenta el número de beneficiarios de esta pensión integrados en la misma unidad económica de convivencia, de los ingresos personales, y de las personas que integran la unidad económica. Por lo general, el beneficiario va a recibir una cuantía más pequeña que con una pensión contributiva. Para conocer en profundidad más información sobre las pensiones no contributivas, te invitamos a que pases por nuestra gestoría. Ya que, es importante que conozcas tu situación para saber si tienes derecho a cobrar una pensión de estas características.

Pensión de jubilación para autónomos

La jubilación de autónomos es diferente a los trabajadores por cuenta ajena. Para que, un autónomo, pueda recibir su pensión, se tiene en cuenta lo que marque su base de cotización. Y dependiendo de los años cotizados cobrará más o menos. Lo primero que debemos conocer son los requisitos que van a exigir para poder acceder a una prestación pública siendo autónomos. Ya que, también cuenta con un período mínimo que es de 20 años cotizados. Para acceder a la pensión mínima siendo autónomo tendrás que cotizar 36 años hasta 2021, y 37 años en 2027. Los años cotizados que se encuentren por debajo de esos 36 años hará que cobres un porcentaje inferior al 100% de tu base reguladora. De hecho, con 20 cotizados solo podrás acceder al 50% de tu base reguladora.

Ya sabemos que existe un mínimo de años exigidos para poder acceder a esta prestación siendo autónomo. Pero también, es necesario conocer cuál es la base reguladora de un trabajador por cuenta propia. En resumen, esta base es lo que, el trabajador, ha cotizado a la Seguridad Social. Y el problema principal es que, los trabajadores autónomos, cotizan por la base mínima. Y esto se traslada a lo que cobran de pensión pública. Aunque, tienen una ventaja respecto a los trabajadores por cuenta ajena, los autónomos pueden decidir cuánto quieren cotizar a la Seguridad Social. Ya que, el Estado les permite elegir entre una base mínima y una máxima. Aun así, la pensión mínima para un autónomo está muy por debajo de la de un trabajador por cuenta ajena. Sin embargo, la jubilación de un autónomo a los 55 años no está contemplada por la Seguridad Social.

Jubilación activa para autónomos

La jubilación para autónomos y seguir trabajando es compatible gracias a la jubilación activa. De hecho, muchos trabajadores por cuenta propia deciden elegir esta modalidad de jubilación cuando les llega la hora de jubilación. Pero para poder acceder a este tipo de jubilación se deben haber cumplido una serie de requisitos. El más importante es haber alcanzado la edad de jubilación. Y además, el autónomo tiene que haber llegado a los años mínimos de cotización. De este modo, si el trabajador autónomo consigue la jubilación activa, podrá cobrar el 50% de la pensión, mientras continúa trabajando por cuenta propia. Y hay que tener en cuenta que, aunque se le conceda al trabajador la jubilación activa, tiene que seguir pagando las cuotas de la Seguridad Social correspondientes.

Jubilación para la pensión de clases pasivas

La jubilación para funcionarios en 2021 se establece a partir de los 60 años. Pero, tanto el cálculo de la prestación como los años trabajados son diferentes si los comparamos con los trabajadores del Régimen General. Aunque, desde el 1 de enero del 2011 ningún funcionario puede incluirse en el Régimen, ya que la modificación legal igualó a los trabajadores de uno y otro régimen en relación con la edad de jubilación. Sin embargo, para que los funcionarios puedan acceder a esta prestación también se les exige un período mínimo de cotización: 15 años cotizados al Estado. Y al igual que, cualquier trabajador, la jubilación puede producirse por diferentes motivos: forzosa por edad, voluntaria o por incapacidad para el servicio.

Dentro de las clases pasivas encontramos a los funcionarios de carrera y en prácticas de la Administración del Estado, Justicia, Cortes Generales, militares de carrera, expresidentes, exvicepresidentes y exministros del Gobierno. La jubilación de funcionarios tiene una serie de requisitos. Según el acuerdo con la Seguridad Social, los trabajadores que se incluyan dentro de clases pasivas tienen que haber cotizado un mínimo de 15 años. En definitiva, las clases pasivas y la pensión de jubilación son compatibles siempre y cuando se cumplan las condiciones establecidas. Y al igual que con el resto de los pensionistas, necesitan alcanzar la edad estipulada. El Estado garantiza la protección frente a las situaciones causadas por la jubilación a determinados ciudadanos que han prestado sus servicios. También existe la posibilidad de jubilación voluntaria para clases pasivas. Esto es posible cuando se cumplan los 60 años y acrediten al menos 30 años de servicios prestados.

Cálculo de la pensión de clases pasivas

En resumen, este grupo tiene derecho a una pensión del Estado si han cotizado el período de años mínimos. Sin embargo, la pensión es diferente dependiendo de cada situación personal. En este caso, se tienen en cuenta dos aspectos fundamentales: el haber regulador y los años trabajados. El haber regulador es lo que equivale a la base reguladora, pero para los funcionarios. Cada año, en los Presupuestos Generales, se determina la pensión máxima a la que puede acceder un funcionario si ha cotizado los años necesarios. En este año, 2021, ha tenido lugar una subida del 0,9% en la cuantía respecto al año pasado. La pensión mínima de jubilación en 2021 para clases pasivas va a depender del grupo al que pertenezcas.

Consejo de gestores para tramitar la pensión mínima contributiva en 2021

Compatibilidades e incompatibilidades de las pensiones

Cuando hablamos sobre estas pensiones, debemos saber que también existen compatibilidades e incompatibilidades. Existen varios casos en los que, esta pensión, resultará incompatible con otras prestaciones. Aunque, también existen compatibilidades que veremos a continuación. Por lo general, se dividen en dos grupos; compatibilidad e incompatibilidad con el trabajo, y con otras prestaciones. Es importante conocer este punto en profundidad, ya que si estás cobrando esta prestación y se observa una situación de irregularidad, es probable que la Administración tome medidas al respecto. Por este motivo, es fundamental que sepas las compatibilidades e incompatibilidades de esta prestación económica.

Si hablamos de compatibilidad, debemos saber que se contemplan casos de compatibilidad con el trabajo en algunos supuestos. Como, ya hemos explicado, la jubilación parcial y flexible son compatibles con el trabajo. Siempre y cuando, entre el salario y la prestación, no supere unos ingresos mínimos. En cambio, si hablamos de las incompatibilidades, debemos saber que esta prestación es incompatible con el trabajo. Excepto en los dos casos mencionados anteriormente. Además, esta prestación es incompatible con otras prestaciones. Por lo general, las pensiones que procedan del Régimen General son incompatibles entre sí cuando coincidan en un mismo beneficiario. Puede darse el caso de que se disponga de lo contrario de manera legal. Aun así, en esos casos, la persona que reciba dos pensiones tendrá que elegir por una de ellas. Para saber más información sobre las compatibilidades e incompatibilidades no dudes en llamarnos.

Cálculo de la pensión de jubilación

Ya hemos explicado que existen varios tipos de jubilación, y además la cuantía que nos quedará depende de varios factores. Principalmente, el importe se regula por los años de cotización del futuro beneficiario. Aunque, también influye la edad del interesado. Es cierto que puedes solicitar la jubilación antes de la edad mínima exigida cumpliendo varias condiciones. Pero pueden penalizarte por ello. Actualmente, la edad obligatoria de jubilación es a los 66 años, y 65 años para aquellos que hayan cotizado un mínimo de 37 años y tres meses. Cuando se cumplen estos requisitos, ya podemos realizar el cálculo de la pensión neta de jubilación. Para hacer este cálculo debemos tener en cuenta dos aspectos fundamentales: la base reguladora y los años cotizados a la Seguridad Social.

Según se explica, el importe de la prestación se obtiene aplicando a la base reguladora el porcentaje general que corresponda en función de los años cotizados. Se resume a que cada año, se tienen en cuenta unos meses y años de cotización. Para 2021, son los 24 años trabajados los que se tienen en cuenta. O lo que es lo mismo, las últimas 288 bases de cotización, que se dividen entre 336, que es el divisor correspondiente de este año. Si realizamos este cálculo nos daría la pensión de jubilación máxima en 2021 que podemos cobrar. Después hay que tener en cuenta el número total de años trabajados. Y se tendrá derecho a un porcentaje concreto de ese importe. Por ejemplo, para 15 años cotizados dan derecho a un 50% de la base. Se pronostica que para tener derecho al máximo de la base se tendrá que cotizar 36 años.

¿Cómo realizar el trámite de las pensiones por jubilación? Por tu cuenta vs con Gestoría

Actualmente, existen dos vías para poder tramitar la jubilación. Estas dos vías son: presencial y por internet. Sin embargo, la forma más rápida y sencilla para tramitar esta pensión es por internet. Además, podrás hacerlo sin la necesidad de desplazamientos. Para poder solicitar esta prestación tendrás que estar dado de alta en la Seguridad Social. Y podrás solicitarla dentro de los tres meses anteriores o posteriores a la fecha de cese de la actividad laboral. Cuando realizas el trámite dentro de los tres meses posteriores, los efectos económicos de la pensión tienen efecto a partir del día siguiente a la fecha de cese de actividad. Y si presentas la solicitud pasada los tres meses los efectos económicos se pagan con carácter retroactivo de las pensiones contributivas.

Realizar el trámite de la jubilación y la pensión por tu cuenta

Ya hemos mencionado que existe la opción de realizar este trámite de manera presencial. Para ello será necesario pedir cita previa en la Seguridad Social y tendrás que personarte allí para realizar el trámite. Además, tendrás que llevar la documentación necesaria mencionada anteriormente. Y en el caso de que acuda otra persona en tu nombre tendrá que llevar el correspondiente documento de acreditación de representación legal. Si lo haces de manera presencial asegúrate de llevar toda la documentación necesaria para evitar problemas. Tendrás que acudir a la Seguridad Social para la jubilación.

Tramitar la pensión máxima en 2021 con gestoría Rubén Mª

Puedes realizar el trámite de jubilación por internet siempre y cuando no sea obligatorio presentar la documentación de manera física. Teniendo este punto en cuenta debemos saber que sí, es posible hacer esta gestión de forma telemática. Desde la gestoría, te aconsejamos que hagas el trámite con ayuda de expertos. De esta forma, vas a reducir las posibilidades de que surja algún problema durante la tramitación. Una vez estén claras las condiciones de la jubilación, podemos solicitarla automáticamente. Y podrás conocer el estado de tu solicitud. Sin duda, es una de las opciones más solicitada entre nuestros clientes que buscan comodidad. Ya que, podemos encargarnos de todo sin necesidad que te desplaces a ningún sitio. Solo tienes que contactar con nosotros para recibir toda la información necesaria y comenzar el trámite cuanto antes.

Preguntas frecuentes para la jubilación que te pueden interesar

Lo más común es que, durante alguna gestión, nos asalten las dudas que no sepamos responder. Por ejemplo, cuántos años necesitas tener cotizados para acceder a esta prestación, si puedes acceder a esta pensión siendo funcionario o autónomo, y otras muchas preguntas más que nos solemos hacer. Por este motivo, a continuación, vamos a recopilar la información necesaria para aclarar las preguntas más frecuentes que se hacen nuestros clientes. Si después de leer estas cuestiones todavía tienes dudas te invitamos a que pases por la gestoría para resolverlas. Sin ningún tipo de compromiso.

¿Cuántos años hay que cotizar para cobrar el 100 por 100?

Actualmente, se necesitan 36 años cotizados para poder jubilarse con un 100%. Para más información sobre tu cotización ponte en contacto con nosotros.

¿Puedo pedir la jubilación a los 64 años sin penalización?

Sí, puedes pedir la jubilación a los 64 años sin penalización. Si necesitas asesoramiento sobre tu situación para la jubilación contáctanos.

¿Qué son las prestaciones por jubilación?

Estas prestaciones se encargan de cubrir la pérdida de ingresos que sufre una persona cuando alcanza la edad establecida y cesa la actividad laboral.

¿Cómo se calcula la pensión de jubilación a partir del 2021?

Para el 2021, se tienen en cuenta los últimos 24 años trabajados. Es decir, las últimas 288 bases de cotización que se dividen entre 336, el divisor correspondiente a este año. Si estás tramitando tu jubilación y quieres conocer tu pensión llámanos.

¿Qué pensión me corresponde con 20 años cotizados?

Si has cotizado 20 años te corresponde el 62,6% de la base reguladora. Para conocer la pensión que te corresponde, según tus años cotizados, ponte en contacto con nosotros.

¿Tengo derecho a la jubilación con 40 años cotizados?

Sí, tienes derecho a la jubilación con 40 años cotizados. Con nuestra ayuda sabrás si tienes derecho a jubilación dependiendo de tus años cotizados. No dudes en llamarnos.

¿Tengo derecho a la jubilación con 30 años cotizados?

Sí, tienes derecho a la jubilación con 30 años cotizados. Pero dos de ellos deben de estar dentro de los 15 años anteriores a cuando uno se jubile. Contacta con nosotros para conocer tu situación.

¿Qué pensión me queda con 15 años cotizados?

Sí, tienes derecho a la jubilación con 30 años cotizados. Pero dos de ellos deben de estar dentro de los 15 años anteriores a cuando uno se jubile. Contacta con nosotros para conocer tu situación.

¿Quién tiene derecho a la pensión mínima de jubilación en 2021?

Tienen derecho todas las personas que cumplan con los requisitos establecidos para poder acceder a ella. Si quieres conocer cuáles son ponte en contacto con nosotros.

¿Qué día se cobra la pensión este mes?

Las pensiones son abonadas en las cuentas de los beneficiarios el día 25 de cada mes.

¿Cómo calcular la pensión de jubilación online?

Para calcular tu pensión online contáctanos. Te atenderemos para resolver todas tus dudas y ayudarte durante el proceso de tramitación de esta prestación.

¿Cuál es la pensión máxima de jubilación en 2021?

La pensión máxima en 2021 de la seguridad social asciende a la cuantía de 2.707,49€. Si no sabes cuánto te quedará de jubilación y necesitas conocer este dato llámanos.

¿Qué día se cobra la pensión en la Caixa en 2021?

Si perteneces a la entidad bancaria de la Caixa cobrarás tu pensión el día 24 de cada mes.

¿Existen las pensiones para funcionarios de clases pasivas?

Sí, existen las pensiones para funcionarios. Aunque tienen que haber cotizado a través de la mutualidad correspondiente. Si perteneces a este grupo y necesitas obtener información llámanos para resolver tus dudas.

¿Hay pensión contributiva mínima?

Sí. La pensión mínima para personas de 65 años o más será 851€ al mes, mientras que para las personas menores de 65 años será de 797,90€ al mes.

¿Me puedo jubilar a los 63 años?

Te puedes jubilar a los 63 años siempre y cuando cumplas con los años cotizados estipulados para esa edad. Para conocer los años de cotización necesarios llámanos para consultarnos.

¿Se cobra la pensión el mes de fallecimiento?

Sí, la Seguridad Social no deja de abonar la prestación el mismo día de la muerte del beneficiario, sino que paga el mes completo.

En Resumen... ¡Ve directo donde te interese!
    Add a header to begin generating the table of contents
    Call Now Button 620 00 11 66